Comprar antifaces para dormir con gel

En el mercado podemos encontrar una gran cantidad de modelos de antifaz para dormir y cada uno de ellos destaca por sus propias características. Los más peculiares son los antifaces para dormir de gel, que tanto por su aspecto exterior como por su funcionalidad resultan muy distintos al resto de antifaces.

Las mejores máscaras de gel térmico a buen precio

La gran diferencia de los antifaces que incluyen gel en su composición se encuentra en que estos no están dirigidos a que durmamos con ellos por la noche. En realidad, el enfoque que hay que tener con estos antifaces es el uso de los mismos para la hora de la siesta.

Se han puesto de moda entre todo tipo de personas en el mundo entero, dado que los periodos de descanso breves en distintos momentos del día no resultan tan extraños (aunque no estén tan instaurados como una costumbre tal y como ocurre en España). La explicación de porqué son buenos antifaces para la siesta y no tan eficientes a lo largo de la noche se encuentra en que el producto incluido, el gel, tiene una duración en su eficacia de 20 minutos.

Antifaces de gel caliente con bolitas y perlas baratos

La composición del antifaz de gel puede ser de calor o frío dependiendo de lo que nos interese, dado que cada versión cuenta con unas propiedades específicas. Los antifaces de gel para dormir que tienen función de calor son más eficientes como forma de incrementar el volumen de descanso y relajación.

El calor nos ayuda a tranquilizarnos y a entrar en un estado de relax superior. Además de esto, el efecto del calor es positivo en nuestra cara si tenemos problemas de congestión y también a la hora de solucionar el enrojecimiento que nos queda en las cejas después de una sesión de depilación intensa.

Gel frío relajante para ojos

Por su lado, los antifaces con gel frío son más eficaces para combatir los problemas de ojeras y las inflamaciones que podamos tener en la cara. Aunque los antifaces de calor también ayudan en este sentido, en el caso de los de frío el efecto es superior y más apreciable a primera vista. Además de esto, con el gel frío también ayudamos a aliviar cualquier tipo de síntoma que tengamos debido a la alergia, como la sinusitis.

Distintos tipos de dolor producidos por la alergia desaparecerán cuando descansemos durante breves periodos de tiempo con estos antifaces dotados de frío. Una de las utilidades que más se utiliza es la de reducir el dolor de cabeza. Así, si nos echamos una siesta de 20 minutos con uno de estos antifaces, conseguiremos reducir al mínimo o incluso conseguir que el dolor de nuestra cabeza desaparezca.

antifaz para dormir de gel térmico

Para usar estos antifaces tenemos que hacer uso del sistema con el cual estén dotados. Normalmente los de frío siempre incluyen introducir el gel en el congelador durante unas horas para que se quede bien helado. Por su lado, los de calor pueden tener un sistema independiente de aumento de temperatura en el momento en el que los sacamos del envoltorio o necesitar que los introduzcamos durante unos minutos en el microondas.